Image

La noticia de la secuestradora francesa es un claro ejemplo de corrupción que se presenta en nuestro México, la noticia señala que

“La presunta secuestradora francesa Florence Cassez, que fue liberada la semana pasada tras pasar siete años encarcelada en México, se reunió con el expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, al que agradeció la acción durante su mandato para intentar sacarla de la prisión.”

La pregunta que todos nos planteamos es cómo un secuestrador que da libre porque supuestamente sus derechos fueron violados al momento de su detención.

Que no es un secuestrador el que viola los principales derechos de las personas como lo es el derecho a la libertad.

Y cómo es que en México una secuestradora extranjera quede libre y que aparte de quedar libre, se convierta en una celebridad.

Varios fueron los involucrados en este acto y hoy están siendo investigados como es el caso de:

Genaro García Luna quien al ser el encargado de la seguridad junto con otras personas creo el montaje de televisión en el que nos venden la detención de la francesa.

Pero ¿Cuál es el problema?, el problema a todo esto es que si las autoridades mexicanas son capaces de hacer todo un montaje para la televisión, de que no son capaces?

Al llevar el caso más a fondo y al investigar más se encuentran las contradicciones que supuestamente inculpaban a la francesa, sin embargo, poco a poco fueron destruidas evidenciando la incapacidad, corrupción y forma de actuar de las autoridades.

Ya que se encontraron pruebas en las que se encontró la corrupción de las autoridades mexicanas al crear pruebas y levantar falsos donde no existían.

Un ejemplo de estas pruebas es la famosa cicatriz encontrada en el testigo Ezequiel Elizalde, quien refirió que ésta se ocasionó con motivo de la aplicación de una inyección que le fue suministrada por Florence Cassez, resultó increíblemente, que se trataba de una cicatriz de nacimiento.

Sólo en la conciencia de la misma inculpada y en la de las autoridades queda la verdad de todos los actos, ya que como siempre nunca se puede ver a través de la gruesa capa de la corrupción.

Link: http://www.entrelineas.com.mx/notas.php?id=186237,

Fecha:28-01-2013

Fuente: entrelineas

Autor: Redacción